De paciente a activista, cómo se vive con psoriasis

notpaciente“En un caso de psoriasis es sumamente importante el apoyo emocional de la familia”, dijo a SUMEDICO el licenciado Ricardo Navarro Mendoza*, presidente de la Asociación mexicana Contra la Psoriasis, quien aceptó compartir con la gente su caso y el salto que dio de paciente a activista.

Cómo es vivir con psoriasis

“En mi caso la psoriasis llegó de sorpresa, a través de una pequeña lesión en la piel, una mancha roja a la que no le hice mucho caso porque pensé que era otra cosa; posteriormente, a través de semanas y meses sufrí de un enrojecimiento muy fuerte en la cara que me abarcó todo el cuerpo al grado que se me desprendió la piel, el enrojecimiento quedó expuesto. Acudí con muchos médicos que me diagnosticaban desde hongos hasta intoxicación y otras cosas, pero no la psoriasis”, relata el licenciado Navarro.

Para cualquier enfermedad es muy importante que el diagnóstico sea a tiempo, no obstante, en el caso del licenciado Navarro, no fue así.

“Pasaron 6 o 7 meses, hasta que un amigo me llevó al Hospital General y ahí me hicieron biopsias; entonces ahí me dijeron que tenía psoriasis, y yo no sabía que era y los médicos no le explicaron.

“Tuve que buscar en internet, y me alivió saber que es una enfermedad no contagiosa, pero es incurable y eso sí fue un golpe muy fuerte, porque cualquier enfermedad incurable es difícil”, manifestó el hoy activista.

Enfermedad que incapacita

“Hay 7 u 8 tipos de psoriasis, algunas que solamente te dan en rodillas, codos o cabeza, y no pasa de ahí. En mi caso fue un tipo de psoriasis que se manifiesta en casi la mayoría del cuerpo y fue sumamente incapacitante. De acuerdo con los médicos, yo tenía que estar en el hospital cerca de 3 o 4 meses, pero al no poder hacerlo me la pasé en casa, con una vida diferente a la que tenía, sin poder valerme por mí mismo, con mucho dolor, porque la enfermedad me postró”, reveló el licenciado Navarro.

Apoyo familiar

El daño, además de físico, es emocional, por ello, para el paciente con psoriasis es muy importante el apoyo de la familia.

“La familia es básica, importantísima, pero aquí el problema es el desconocimiento de la enfermedad, si de por sí para el que la padece es muy difícil no saber qué es la enfermedad, imagínate la familia… Pero en muchos casos el apoyo no se da en forma tan rápida, hay situaciones de pacientes en donde la misma familia los ha rechazado”, indicó el licenciado Navarro.

De paciente a activista

Es más fácil que se interese por la enfermedad algún familiar de un paciente que alguien que la ha padecido, por ello, le preguntamos al presidente de la Asociación Mexicana Contra la Psoriasis, cómo fue que decidió fundar la asociación y ayudar a los pacientes.

“En mi caso hubo una situación muy fuerte, muy dramática, debido a la resequedad había heridas y sangrados, perdí las proteínas y me debilité mucho; yo pensaba que no iba a amanecer.

“Con el tiempo, alguien me puso en contacto con otro paciente con un caso similar, platicamos, el hombre se desahogo conmigo, me dijo que había considerado suicidarse, platicamos y esto me hizo ver que la enfermedad tenía un sentido, que podía ser usada de una forma positiva, que a través de la enfermedad podía transmitirse esperanza y confianza. Después hubo un encuentro con un médico que quería reunir a pacientes de psoriasis y así formamos la asociación”, platica Navarro Mendoza, y abunda en que fue exactamente hace nueve años que se tuvo la primera reunión de la asociación.

El apoyo que la asociación brinda es, en forma, diferente al de otras asociaciones dedicadas a lo mismo, ya que, como dice el licenciado Navarro, ellos se enfocan en la cuestión emotiva.

“Formamos grupos de ayuda mutua con pacientes y familiares, tenemos reuniones cada 15 días con una asistencia de entre 30 y 70 personas por sesión. En estas reuniones no hay médicos sino pacientes y sus familiares, hablamos no sólo de la enfermedad sino de muchas cosas, y hacemos intercambio para compartir experiencias. Para nosotros lo importante es sanear la parte emocional, y eso contribuye mucho al alivio del paciente”, indica.

“La psoriasis es una enfermedad que por su manifestación, cuando es visible, llega a arruinar la vida de quien la padece, se sufre rechazo social y eso afecta la parte emocional de forma terrible. Es por ello que el apoyo de la familia y el apoyo emotivo es muy importante para nosotros”, finalizó el licenciado Navarro.

(*) Lic. Ricardo Navarro Mendoza
Presidente de la Asociación Mexicana Contra la Psoriasis
riname53@hotmail.com

Fuente: www.sumedico.com

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.