Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica relacionada con el sistema inmunológico que afecta a 2% de la población mexicana y a 125 millones de personas en todo el mundo. Con mayor frecuencia se presenta entre los 15 y los 25 años de edad, pero se puede desarrollar a cualquier edad.

La psoriasis de placa es una enfermedad crónica e inflamatoria de la piel, mediada por el sistema inmunológico y de causa desconocida, que no es contagiosa.
En la patología de la psoriasis las nuevas células  de la piel se producen 8 veces más rápido de lo normal durante unos cuantos días, en lugar del mes que normalmente les toma, de esta manera se forman las lesiones en la superficie de la piel.

La psoriasis se manifiesta con estas lesiones manifestadas como manchas o elevaciones de piel, gruesas, de color rojo vivo que están cubiertas por escamas plateadas denominadas placas. Habitualmente estas placas ocasionan comezón o dolor, y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Esto conlleva a que el paciente se sienta incomodo y rechazado, ocasionando ansiedad o depresión, incapacitando y disminuyendo así su calidad de vida.
En conferencia de medios, el doctor Kim Alexander Papp, fundador del Centro de Investigación Clínica sobre la psoriasis en Estados Unidos, y la doctora Gladis León, dermatóloga del Hospital General de México y el doctor Carlos Castillejos, director médico del laboratorio JANSSEN-CILAG, indicaron, entre un 10 y un 30% de las personas con psoriasis también desarrollan artritis psoriásica, la cual puede ocasionar dolor, rigidez e hinchazón en las articulaciones y la zona circundante.

Hay varios tipos de psoriasis que oscilan de leve a grave e incapacitante, entre las que se encuentran:

•    La psoriasis de placa, el tipo más común, se caracteriza por lesiones cutáneas cuya base es roja y cuya superficie está cubierta de escamas plateadas.
•    La psoriasis goteada se caracteriza por pequeñas lesiones en forma de gota que aparecen en el tronco y en las extremidades.
•    La psoriasis invertida se manifiesta en forma de manchas lisas y rojas que pueden aparecer en los pliegues de la piel próximos a los genitales, bajo los senos o en las axilas.
•    La psoriasis eritrodérmica, el tipo menos común de esta enfermedad, es especialmente inflamatoria. A menudo, afecta a la mayor parte de la superficie corporal, y se manifiesta en forma de manchas grandes, enrojecidas y muy irritadas. Puede provocar comezón intensa y dolor según enrojece la piel.

LA PSORIASIS PUSTULOSA SE CARACTERIZA POR ELEVACIONES DE LA PIEL EN CUYO INTERIOR EXISTE UN CONTENIDO PURULENTO, LO QUE LAS HACE CASI SIEMPRE INFECCIOSAS. SON BLANCAS RODEADAS DE PIEL ENROJECIDA.
DIAGNÓSTICO

En la mayoría de los casos, el dermatólogo puede diagnosticar la enfermedad tras realizar una exploración física, pero en ocasiones,  la psoriasis puede ser difícil de diagnosticar porque los síntomas se asemejan a los de otras enfermedades de la piel, en cuyo caso resulta necesario confirmar el diagnóstico mediante el análisis en laboratorio de una muestra de piel (biopsia).

Por lo general, los médicos tratan la psoriasis según la gravedad de la enfermedad, el tipo de psoriasis y la respuesta del paciente a los tratamientos iniciales.

Los médicos dermatólogos cuenten con un aliado para el tratamiento de psoriasis de placa de moderada a severa, dando una esperanza a los pacientes no sólo en el control de la enfermedad, sino, además en su calidad de vida. Stelara®(Ustekinumab).

Es un anticuerpo monoclonal humano con un selectivo mecanismo de acción para el tratamiento de placa moderada a severa.

Actúa sobre las proteínas implicadas en el proceso inflamatorio y el desarrollo de la psoriasis: interleucina-12 (IL-12) e interleucina-23 (IL-23). Sólo precisa cuatro aplicaciones al año tras la dosis inicial.

La administración cada 12 semanas mantiene la eficacia en los pacientes con psoriasis de moderada a grave, según dos estudios que se publican en el último número de la revista The Lancet.

El primer estudio, denominado Phoenix, ha sido coordinado por Kenneth Gordon, de la Universidad de Northwestern, en Illinois (Estados Unidos).

El segundo estudio, Phoenix 2, fue coordinado por Kim Papp, del Centro de Investigación Médica Probity, en Waterloo (Canadá)

FUERTE CARGA EMOCIONAL

La psoriasis, una enfermedad incurable, altamente visible y a menudo dolorosa, está relacionada con múltiples cargas físicas y emocionales.

La gran cantidad de opciones de tratamientos existentes poco eficaces  constituye una carga adicional tanto para los pacientes como para sus médicos a medida que afrontan la enfermedad.

Los médicos pueden encontrarse con verdaderos retos a la hora de equilibrar el tratamiento tanto de los problemas cosméticos de la piel como de enfermedades más graves y sistémicas como la psoriasis.

ALTO COSTO EN LA CALIDAD DE VIDA

Millones de personas con psoriasis han visto afectada su calidad de vida, ya que el costo de la enfermedad es muy alto a nivel emocional, familiar y social. Se calcula que en México existen alrededor de poco más de 2 millones de personas que padecen esta enfermedad.

Una encuesta realizada en el 2007 por la National Psoriasis Foundation,  asegura que 41 % de los pacientes con psoriasis consideran que su enfermedad es un gran problema en el día a día, debido a que las manifestaciones de la psoriasis tales  como la comezón y el dolor acarrean incomodidad física que interfieren en las funciones tan cotidianas como caminar o inclusive dormir.

De la misma manera, las placas  en manos y pies pueden dificultar el desempeño de ciertas labores, la práctica de ejercicio o la participación en otras actividades. Los casos más graves de psoriasis pueden provocar la inmovilidad del paciente.

El incremento en los cuidados médicos puede resultar costoso y de igual manera, toma una cantidad importante de tiempo dentro de los horarios laborales o escolares.

Es muy común que el paciente se sienta cohibido por su apariencia, dando como resultado baja autoestima, lo  que lo lleva irremediablemente a padecer depresión, pérdida de la identidad y aislamiento social.

Esto trae consigo un aumento en el consumo de alcohol y tabaco con lo cual se puede incrementar la mortalidad entre los pacientes que han sido hospitalizados por psoriasis. Además, se han constatado pensamientos de suicidio entre pacientes con psoriasis-
Algunos pacientes refieren que la reducción de las funciones física y mental puede ser similar a la aflicción causada por otras enfermedades crónicas como el cáncer, las enfermedades cardíacas, la diabetes y la hipertensión.

Esto explica que la psoriasis tenga un alto costo en la calidad de vida de los pacientes, ya que no sólo luchan contra la carga física y emocional de la enfermedad, sino también contra algunas opciones de tratamiento existentes, que resultan incómodos y sólo proveen de un alivio temporal.

Hasta el momento, tanto médicos como pacientes siguen necesitando más opciones de tratamiento para las enfermedades inflamatorias crónicas como la psoriasis.

Apoyo a pacientes y familiares pueden consultar la página www.asoaciacionpsoriasis.com.mx o llamar al 56012555, Cel. 04455 41442879

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.